domingo, 20 de abril de 2008

El lagarto de Berlanga

En la capilla de Cristo de la Colegiata del Mercado (Berlanga del Duero), está enterrado el dominico fray Tomás de Berlanga, obispo de Panamá entre 1533 y 1537. De este se dice que cuando retornó a su terruño natal llevo consigo un animal legendario de las Américas, un caimán disecado y embutido en trapos y que actualmente se exhibe en el propio templo.


Las tradiciones populares sostienen que el lagarto de Berlanga- muy popular en la región donde se le llamaba "ardacho"- arribo a casa vivo y que en vida del que fuera obispo se comporto de manera dulce y tranquila, que nunca causo problemas en el vecindario. Otra cosa, sin embargo, fue que a la muerte de fray Tomás, el animal, siempre según estas versiones, enloqueció y no tuvo reparo en cometer abundantes fechorías, atacando y violando, a las muchachas vírgenes que tenían su primera menstruación. También se dijo de él que se ocultaba bajo tierra y ahuyentaba por la noche a los rebaños. A causa de estas delitos, el caimán fue pronto ajusticiado por una multitud enfurecida.

Como recuerdo de la leyenda, se cantaba en la zona en tiempos ya lejanos, una popular coplilla.


"En los caños de la fuente

hay un bicho venenoso

que deja preñadas a las

mozas,

y echan la culpa a los mozos."

Hombre montado en una burra (C/ Cantarranas)


(Para ampliar la fotografía, hacer click izquierdo sobre ella)

Fotos de la romería de San Miguel(Año desconocido)




(Para ampliar las fotografías, hacer click izquierdo sobre ellas)