miércoles, 30 de mayo de 2012

El maestro de Bordecorex

Román García Gárate . Así se llamaba el maestro de Bordecorex entre el 30 de diciembre de 1905 y el 26 de junio de 1906. Con arreglo a su Hoja de Servicios tenía la plaza de maestro en propiedad, y se le asignó en Bordecorex un sueldo anual de 500 ptas.


Hombre intelectualmente inquieto, cultivado y viajero .Bordecorex fue su sexto destino como maestro y continuó después ejerciendo en nueve pueblos y ciudades mas por distintos puntos de España. Su trayectoria ha llegado a nuestras manos a través de su nieto Emilio García Gómez , quien también nos ha cedido interesantes documentos para la memoria de Bordecorex.

Román García Gárate publicó en 1924 una Guía General de Aragón, Navarra, Soria y Logroño, de 741 páginas, en la que describía todas las localidades de esas provincias. En ella de Bordecorex destacó su excelente escuela y casa-habitación para el maestro. También menciona a Manuel Matamala, Secretario en el momento de recoger los datos (hacia 1920-1922), y a otro maestro, Esteban Roncal Marqueta. 

En esta guía menciona datos generales sobre Bordecorex ,que nos sirven para hacernos una idea de cómo era la vida en el pueblo a principios del siglo XX y cómo ha cambiado el panorama desde entonces :



A lo largo de su vida Román García Gárate impartió también conferencias, y elaboró memorias pedagógicas y métodos de caligrafía española . Adjuntamos algunas páginas de sus cuadernos de caligrafía : 









Agradecemos sinceramente a Emilio García Gómez, nieto del maestro de Bordecorex , la interesante aportación de información y documentación que nos ha facilitado sobre su abuelo. Emilio ha sido profesor de la Universidad de Valencia hasta hace dos años y medio, y dedica su tiempo libre a rescatar la memoria de sus familiares. 

Desde este blog le reiteramos nuestra invitación a visitar Bordecorex y, en la medida de lo posible , a organizarle una pequeña reunión con descendientes de los alumnos de su abuelo. 

Muchas gracias

jueves, 10 de mayo de 2012

Monseñor Melgar Viciosa visita las parroquias de Ciruela, Casillas de Berlanga y Bordecorex

Monseñor Melgar Viciosa visita las parroquias de Ciruela, Casillas de Berlanga y Bordecorex


Monseñor Gerardo Melgar Viciosa, Obispo de Osma-Soria, ha visitado las comunidades cristianas de las parroquias de Nuestra Señora de los Prados, en Ciruela; de San Juan Bautista, en Casillas de Berlanga; y de San Miguel Arcángel, en Bordecorex. Lo hacía el pasado viernes 4 de mayo, continuando con la Visita Pastoral que inauguró el pasado 15 de abril. 

A Ciruela llegaba el pastor diocesano sobre las once de la mañana; fue recibido a la entrada de la iglesia por el párroco, Guillermo Capilla Andrés, y por los fieles del pueblo quienes, a pesar de la lluvia, el frío y de la avanzada edad de casi todos, le esperaban a la puerta del templo para darle la bienvenida. En esta pequeña comunidad cristiana, los fieles junto a su Obispo oraron por todos los difuntos del pueblo, concluyendo la oración con la bendición del prelado oxomense-soriano. 

Monseñor Melgar Viciosa firmó los Libros parroquiales e hizo entrega de una especial bendición a la persona de mayor edad del pueblo, el cual se mostró orgulloso y muy agradecido. Tras la foto para el recuerdo, el Obispo diocesano se despidió de los presentes y se trasladó a Casillas de Berlanga. 

En la puerta del templo le esperaban los fieles de esta parroquia, a los que monseñor Melgar Viciosa saludó y con los que charló animadamente; a todos les agradeció “su acogida y la cercanía y cariño” hacia su persona y hacia la Iglesia a través de su ministerio episcopal. Minutos después, tras besar (como de costumbre en todas las parroquias) el Lignum Crucis, oraron en el interior del templo. 

El Obispo les exhortó a recordar con cariño a los mayores y a conservar la fe que de ellos recibieron. Firmados los Libros parroquiales y habiendo tomado una fotografía con todos los presentes, el prelado se trasladó hasta la última localidad que visitaría en esa jornada, Bordecorex. 

En Bordecorex, un nutrido grupo de fieles acogió al pastor diocesano con mucho cariño. En su templo parroquial, Mons. Melgar Viciosa rezó un responso por los difuntos e instruyó a los fieles sobre la importancia y el sentido del Visita Pastoral. Al igual que había hecho en las anteriores parroquias, el Obispo estampó su firma en los Libros parroquiales y, como ya es costumbre en la Visita, todos se hicieron una foto para el recuerdo.

Desde la parroquia, el prelado junto al párroco y los fieles, se trasladaron a la ermita de la localidad (recientemente restaurada) y visitaron el museo del pueblo donde hay una exposición sobre lo que fue la escuela en aquel municipio; Mons. Melgar Viciosa firmó en su libro de visitas. 

Para poner fin a la jornada, el alcalde, en nombre del pueblo, invitó al Obispo y a todos los presentes a un aperitivo durante el cual pudieron hablar tranquilamente y conocer más al pastor diocesano. Antes de marchar de Bordecorex, monseñor Melgar Viciosa visitó al padre del regidor municipal, anciano y con problemas de salud, y le hizo entrega de una especial bendición para que recordase la Visita; el anciano, emocionado, agradeció sinceramente este gesto paternal del Obispo diocesano.

Vía: Monseñor Melgar Viciosa visita las parroquias de Ciruela, Casillas de Berlanga y Bordecorex -- SIC (Servicio de Información Católica) -- 10 de mayo de 2012 --
http://www.agenciasic.es/2012/05/10/monsenor-melgar-viciosa-visita-las-parroquias-de-ciruela-casillas-de-berlanga-y-bordecorex/

jueves, 3 de mayo de 2012

Desprendimientos en El Rostralbo

Durante esta primavera se ha desprendido un fragmento de la cornisa superior del cerro Rostralbo. El lugar de la rodada es claramente identificable desde lejos , ya que el fragmento descolgado de roca calcárea de un color blanco intenso que se encontraban en la parte superior del cerro contrasta con el color del resto de los materiales sedimentarios de la ladera .



En la caída la gran roca parece que chocó con otra de igual tamaño que se encuentra a media ladera , parando la rodada y fragmentando la roca en trozos mas pequeños que se dispersaron valle abajo.


Algunos fragmentos han llegado rodando incluso a los campos de cultivo en la parte baja del valle.