domingo, 13 de octubre de 2019

cicloturismo desde Bordecorex por la vega del Duero

Septiembre 2019
La mañana se presenta un poco fresca con cielo nublado. Se prevé algo de lluvia, pero el día respetará mi jornada cicloturista y no se presentará.
ruta marcad en marrón claro

Bordecorex >> Caltojar >>Casillas de Berlanga por el camino paralelo a la carretera. En este último pueblo giro a la derecha para ascender la Sierra de Bordecorex. Subida prolongada entre campos de cultivo y retazos de encinas . La bajada hasta Rebollo de Duero será recta y rápida.
En Rebollo , junto al pueblo se encuentra la Matilla , paraje natural con frondosa vegetación de ribera a orillas del Duero. Estupendos ejemplares de fresnos, y , según indica el cartel informativo , algunas de la mimbreras mas viejas de España.


en un punto de la Matilla de Rebollo 



El camino hacia Velamazán se abre entre campos de cereal y girasoles . Antes de entrar en el pueblo diviso solitaria y nostálgica a mi izquierda la ermita de Nuestra Señora de la Dehesa , recientemente restaurada .
Ermita en Velamazán

Ya en Velamazán me sorprende su romántico cementerio , en la parte alta del pueblo y dentro de la ruinas de una pequeña iglesia románica.
cementerio de Velamazan

Llama también la atención la atalaya reconstruida y el imponente palacio de los marqueses de Velamazán , especialmente visto desde su facha principal.
Palacio de Velamazán
También sorprende , en ese caso por fea y fuera de lugar la torre de la iglesia , reconstruida con muy mal gusto tras su derrumbe hace ya varias decadas.
Sigo camino , y tras varios kilometros de campos llego a Barca , donde sacaré el avituallamiento y comeré en un cómodo parque en el centro del pueblo, junto al rollo .

El intento de una breve siestecita bajo un castaño se ve truncado por la llegada de un par de jubilados , uno buscando castañas y otro conversación.
Paso una media hora hablando con ellos sobre el pasado y el futuro de estos pueblos. Anselmo , que así se llama uno de los vecinos de esta conversación, se ofrece amablemente después a enseñarme la iglesia, contarme algo de la historia del pueblo y subirme a una especie de mirador desde donde contemplamos el gran espacio abierto de la vega del río Duero hasta Almazán. Me explica que el nombre del pueblo , Barca , procede de que durante su fundación existía en este punto un barquero que cruzaba a la orilla norte del Duero.

Barca



Tras preguntar a otro vecino la dirección hacia Lodares del Monte , prosigo camino.
La llegada a Lodares es desoladora . Aldea muy pequeña y con todas sus casas cerradas, ( que no deshabitadas ). 

En la portada de su iglesia unos estupendos capiteles románicos me realzan el sentimiento de soledad de la zona.



Lodares del Monte 
Salgo de Lodares buscando el sur , atravieso bosques de encinas por un buen camino que asciende hacia una meseta . Al coronar me saludan de repente unos gigantes , los aerogeneradores instalados en este altozano ventoso hace varias años. Atravesar un campo de estos molinos gigantes a pleno rendimiento es bastante impresionante. Sus lamentos regulares me perseguirán durante un buen raro , hasta que encuentro la bajada a la carretera que me conduce a Villasayas .



Según me acerco a Villasayas sorprende el monumental y moderno frontón de reciente construcción , aparentemente desproporcionado para el numero de habitantes del pueblo . Mas tarde , mientras repongo fuerzas comiendo algún fruto seco , un vecino se me acercará y me explicará que en verano tiene un uso frecuente para diversos deportes y celebraciones vecinales .
Villasayas


Se me ha ido el santo al cielo con la conversación , y falta apenas media hora para que oscurezca. Así que enfilo raudo hacia el Valle del Torete , pasando por Fuentegelmes
Fuentegelmes
 , y tras este pueblo quedo embriagado una vez mas por el tranquilo y envolvente valle , con sus laderas alfombradas de bosque de encinas y quejigos . Multitud de corzos se me van cruzando en este tramo al anochecer, y muchos otros me observan desconfiados en la distancia.
Llego a Bordecorex ya de noche, cansado , pero con la agradable sensación de haber conocido un poco mas esta interesante comarca y a sus gentes.





Información

viernes, 27 de septiembre de 2019

Cicloturismo desde Bordecorex por tierras de Berlanga

Septiembre 2019 
Ruta en solitario por tierras de Berlanga .

Estamos en el corazón de la España vacía, en una de las zonas más despobladas del país, donde no se alcanzan los 7 habitantes por km2. 
La mayoría de pueblos que atravieso no suman 10 habitantes , siendo prácticamente todos sus vecinos jubilados.
Como contrapartida la comarca mantiene un interesantísimo patrimonio arquitectónico , etnográfico e histórico. 

Salgo de Bordecorex con una temperatura agradable, pero con un cielo amenazante . Tendré suerte , y no caerá una gota en toda la jornada. 

Iglesia de Caltojar


 En la Riba de Escalote , tras amable conversación con una anciana y su hermano , antiguo cura de la comarca hasta su jubilación ( hace ya 13 años , me concreta ) , les ayudo a meter las gallinas en el corral . Nos costó lo suyo. Las pobres preferían seguir correteando por el pueblo a la oscuridad del corral.




Rello sorprende por su situación , inexpugnable sobre el roquedo. La fortaleza , que constituye de hecho todo el pueblo, mantiene una atmósfera decadente, aunque altiva. 



Rello
Este pueblo si estuviera en cualquier país de nuestro entorno estaría rehabilitado hace tiempo. Mientras tanto, esa decadencia y cierto abandono le aporta un encanto difícil de encontrar ya otros lugares en la geografía española . 


desde una calle de Rello 
 Llama la atención Arenillas, por su excepcionalidad poblacional   , donde mi llegada coincide con la del autobús escolar procedente de Berlanga. Único pueblo con niños , a excepción de Berlanga, cabeza de comarca.
Conozco aquí a Saturnino, pastor de Barcones , animado , vivaracho y con ganas de conversación . Le agradezco el café al que me invita en el modesto bar, regentado por una pareja de rumanos con niños, asentados y enraizados ya aquí desde hace más de una década. 

Llego a  Lumias , escondido del mundo en un emplazamiento idílico. 

No resisto la tentación de adentrarme un poco en su cañón, a pesar de que mi idea de ruta no va hoy por aquí . Varios buitres me observan desde sus atalayas en el roquedo. Tras 1 km de camino introspectivo vuelvo sobre mis pasos para tomar de nuevo la carretera hacia Torrevicente . 

Torrevicente, allí arriba ( a casi 1200 mts de altura) , pero a la vez allí abajo , buscando el resguardo del cañón del rio Talegones . Tan perdido del mundo como Lumias. A pesar de recorrer el pueblo a media tarde no logro ver a un solo vecino. 

Sopeso si tomar una senda hasta Abanco , pero no intuyo bien el camino y la tarde se me va echando encima. Por lo que decido volver sobre mis pasos ( o pedaladas ) y tomar el desvío a Alalo.

Alalo y Paones , solitarios en la estepa castellana. La tarde ha mejorado y algún vecino abraza los últimos rayos de sol sentado a la puerta de su casa. 

Continuo hacia Berlanga . A un par de kms del pueblo me topo con el tentador cartel de desvío a Cabreriza por un camino de tierra . A 7 kms de aquí se encuentra ese pueblo deshabitado desde la década de los 70 del siglo pasado. Hoy no me queda luz natural. Pospongo la incursión para otro día. 

 En Berlanga descanso un rato contemplando la fachada del palacio frente al castillo. Después recorreré sus calles porticadas , su plaza , el rollo, la ermita , la puerta de Morales , para acabar rodeando el castillo por la sombría alameda .
Berlanga impone por su historia, su patrimonio arquitectónico, por el emplazamiento de su castillo. 

ermita de Berlanga

Ha caído el crepúsculo sin enterarme. Tengo que poner las luces en la bici , y, desde aquí a Bordecorex, ya voy sin vacilar , apretando los pedales y sin paradas . Oigo un ruido lateral y un segundo mas tarde un par de corzos me sobresaltan cruzándose delante a 4 metros . 

Llego ya en noche cerrada a Bordecorex , pero con el regusto y satisfacción de los lugares revisitados , conocidos hoy un poco más profundamente , y con el recuerdo de las conversaciones mantenidas con algunos de sus moradores. 

Trazado y mas fotos de la ruta : https://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=setCurrentSpatialArtifact&id=41448433





lunes, 22 de abril de 2019

Abril 2019

 
 
 
 












Guardián de la Fe
 

 

 








Las golondrinas ya tienen preparadas sus residencias de verano en la Ermita



 

Alrededor y sobre el cielo del pueblo late mucha vida en silencio :


Corzo en huida



cae la tarde sobre Los Llanos









Sobrevolando el Valle del Torete
 
 
 
 
 





















 
 
 
 

 

 
 

 

El Rostralbo con su singular cromatismo


 

domingo, 14 de abril de 2019

Un parto excepcional en el Bordecorex del siglo XIX

Buceando en la hemeroteca digital hispánica, Emilio García ( nieto del maestro de Bordecorex de principios del siglo XX) ha encontrado este curioso documento que nos remite .

Por el nombre de la publicación ( El Genio Quirúrgico ) se deduce que se trata de un periódico especializado en Ciencia y Medicina . El artículo fue publicado en octubre de 1863.
Se trata del breve relato que, de cara a divulgar conocimientos médicos entre la  comunidad científica,  hace un médico al atender un parto poco común para la época, en Bordecorex en diciembre de 1862.

En el relato sorprende la manera en que el médico era avisado : " fui llamado por un muchacho al pueblo de Bordecorex, manifestándome fuese corriendo " . No se indica desde donde debía trasladarse el médico con tanta urgencia para atender el parto.

El inicio del relato presagia un desenlace trágico para el neonato. Después, afortunadamente la naturaleza corrige por si sola la anormalidad del parto.
Es curioso el planteamiento que el médico le hace al padre para bautizar al niño/a antes de que pudiera morir , y su plan de cara a que la madre no se percate de la posible pérdida del hijo/a durante el parto. 








 
Gracias Emilio , por seguir contribuyendo con tus investigaciones  a la memoria del pueblo